Ser órgano referente de justicia a nivel nacional e internacional, con procesos de excelencia y calidad.

Misión

Prestar el servicio público de administración de justicia electoral,  como  última  y  definitiva  instancia  jurisdiccional,  conforme  la  Constitución  de  la  República  y  el  Código  de  la  Democracia;  garantizando  a  los  sujetos  políticos  el  ejercicio  de  sus  derechos,  con  aplicación  de  los  principios  de  autonomía,  independencia,  publicidad,  transparencia,  equidad, interculturalidad,  paridad  de  género, celeridad y probidad.

Valores

Los valores institucionales  que orientan la conducta del Tribunal  Contencioso Electoral  en el  ámbito jurisdiccional y administrativo son:

Justicia: Observar y hacer cumplir ley, voluntad constante de dar a cada uno lo que le corresponde

Imparcialidad: Tomar decisiones  en base a criterios objetivos, sin influencias, prejuicios o tratos diferenciados por razones inapropiadas. (prescindir  de distinciones subjetivas.)

Trato justo a los servidores, sin importar el lugar que  ocupan en la institución o sus características personales, justa resolución de problemas laborales.

Responsabilidad: Emplear los recursos públicos única y exclusivamente para el  cumplimiento de las finalidades del Estado.

Cumplir con  nuestras obligaciones y poner cuidado y atención en lo que hacemos o decidimos.

Integridad: Suprimir la parcialidad y el tráfico de influencias en el ejercicio de la  función pública.

Actuar siempre con la convicción de estar haciendo las cosas de  manera correcta, clara e irreprochable, de tal modo que nuestras conductas merezcan ser imitadas.